Dualid: Viaje al interior del Espíritu Humano

dualid

Entrevistamos a Gabriel G. Dhijo, responsable del proyecto Dualid. Un corto de animación 3D muy diferente a todo lo que estamos acostumbrados a ver.

El mercado está saturado de producción 3D masiva. Miles de estudios pequeños y grandes están trabajando en este momento en proyectos de animación llamados a satisfacer un mercado saturado de historias cortadas por el mismo patrón. Ciencia ficción destilada con estéticas clones unas de las otras. Mucha técnica pero poca esencia.

Precisamente destacamos Dualid como una rareza dentro de este panorama cansino. Un manantial de originalidad narrativa, estética y conceptual. Hablamos con Gabriel G. Dhijo, su creador.


Walskium Magazine: Hola Gabriel, cuéntanos de qué va Dualid y cómo se te ocurre.

Gabriel: Hola Walskium :). Dualid es una visión del futuro donde los supervivientes de la Humanidad han desarrollado su tecnología en paralelo con su capacidad psíquica. Soy un apasionado de la Ci-Fi pero de algún modo estoy bastante cansado del estandarizado futurismo materialista y distópico que sólo genera visiones apocalípticas llenando nuestro imaginario de desesperanza y oscuridad.
 Dualid pretende partir de esa premisa pero mira más allá. Retrata un futuro donde la evolución humana ha alcanzado su límite sobre la materia y la Civilización Global ha colapsado una y otra vez acabando casi por completo con la vida en la Tierra.

…estoy bastante cansado del estandarizado futurismo materialista y distópico que sólo genera visiones apocalípticas llenando nuestro imaginario de desesperanza y oscuridad.

La investigación científica amplía sus paradigmas para enfrentar el desarrollo psíquico y las conexiones entre materia, vacío, vida y conocimiento.
 En estos equipos científicos hay personas con más capacidades llamadas intronautas. Los intronautas de 4º protocolo son capaces de densificar su consciencia alterada documentando la exploración física de nuevos pliegues dimensionales. 

Es la idea de que en el futuro ya no queda nada en el exterior que explorar. Y los científicos aprenden a viajar hacia dimensiones interiores del Ser. Lo que permite re-conectar con aquello que nos hacía Humanos antes de que decidiéramos negar lo espiritual y terminar casi por completo con la vida en la Tierra.

 Por eso en Dualid, el único viaje posible es hacia el interior.

Dualid

WM.: Hemos visto que el proyecto se enmarca dentro de una rama de arte sin beneficio.  ¿Por qué tomas esta determinación?

G.: En realidad no se si existe tal rama, y me cuesta bastante hablar de mi trabajo como “arte”. Digamos que simplemente es un trabajo de expresión, con el que intento simplemente atestiguar mi paso por este planeta. 
Creo en la Cultura. Aún a pesar de nuestra decadente crisis global materialista instalada en la peor dinámica del olvido posible donde lo único que parece contar es el beneficio y la rentabilidad. El culto al Capital.
 Soy amante del Cine, que se ha convertido en un catálogo de especulación y explotación de nostalgias y franquicias repitiéndose hasta el infinito a ritmo de maquinaria industrial. Remakes, reboots, revisits… es como un inmenso desierto digital que en Dualid aparece completamente vacío.
 Pareciera que toda actividad Humana tuviera que estar pensada para conseguir algún tipo de beneficio, éxito, fama o poder. Y aquello que no genera beneficio para alguien queda automáticamente al margen del sistema.

 …Cine, que se ha convertido en un catálogo de especulación y explotación de nostalgias y franquicias repitiéndose hasta el infinito a ritmo de maquinaria industrial

Soy formador en animación 3D y producción CGI y he dedicado estas dos ultimas décadas de mi vida a acompañar a las nuevas generaciones en estos procesos creativos.
 Pero compruebo con cierta tristeza la forma en que el sistema intenta programar a los más jóvenes con una obsesión generalizada por el éxito, la competitividad, el beneficio y el poder. Todo el mundo quiere ganar concursos, ser mejor que los demás, ganar mucho dinero, o popularidad. El motor principal de las creaciones se ha colocado también en esta búsqueda compulsiva del beneficio personal. Y el resto son trucos para conseguir dichos objetivos.

 Me pregunté a mi mismo si era posible producir una animación sin ninguna intención de beneficio, fama o fortuna. Y simplemente ofrecer una visión personal de la forma mas honesta y humilde posible al resto del mundo. Tomando como único motor el amor por el trabajo.

Y aún me pregunto si es posible ofrecer este tipo de proyecto, pues hoy día los canales de difusión y distribución están todos al servicio de la tremenda maquinaria del éxito, el beneficio o la popularidad. No lo se la verdad. Pero mantengo firme mi intención de no competir contra nadie en ningún certamen ni concurso, ni participar en ningún festival que cobre dinero o haga negocio con el contenido. Sin reconocimientos, sin premios, sin nada más que la propia obra.

 No tengo la menor idea de hasta dónde podrá llegar el proyecto, pero eso tampoco fue nunca parte de la motivación principal.

dualid

WM.: Háblanos del equipo de personas involucradas en el proyecto.

G.: En el año 2009 intenté otro proyecto llamado EUEH (El Ultimo Espíritu Humano) con un grupo de amigos, y pudimos llegar a cierta pre-producción y concept Art. Pero la dichosa crisis hizo que algunos de ellos salieran del país para poder trabajar, y el resto nos vimos sumergidos en años oscuros que todos conocemos. El proyecto quedó aparcado. En enero de 2015 decidí adaptar alguna de las ideas y producir Dualid.

 Tengo la fortuna de contar con el criterio estético y artístico de Iker Paz (uno de los mejores concept artists que conozco), y había trabajado recientemente con Karim Shaker, cuyo trabajo me enamoró desde el principio. El apoyo de ambos fue fundamental para decidir embarcarme este proyecto.

A Iker y Karim se sumó Meritxell Aragonés (experta en sistemas de captura de movimiento) que gracias a la increible disposición de La Salle y sus instalaciones hizo un trabajo espectacular con Jose Carlos Ramírez en la interpretación corporal del protagonista, y Oscar Beteta junto a David Alonso supervisando todo el trabajo de mocap.
 Tania Palma es otra artistaza y amiga que me ha apoyado desde el principio y cuyo criterio me ayudó a resolver algunos problemas narrativos. Daniel Montesinos un increible director Creativo me ayudó con los grafismos.
 Finalmente Miguel Seguer se ha encargado de la espectacular grabación de las voces de los dos personajes que aparecen en este cortometraje y que previamente había abocetado Helena Ovalle.
 Mucha gente me ha ayudado también dando ánimos y todos deberían aparecer en los créditos de la producción, pues no hay nada mas importante que la energía de alguien que cree en tu proyecto para poder llevarlo a buen puerto.

WM.: ¿Cómo ha sido el proceso de producción?

G.: Cómo todo lo que es animación 3D el proceso de producción ha sido durísimo.
 Fueron 9 meses de producción en ratos después del trabajo, fines de semana y noches de poco sueño. Poco a poco. Todo el mundo sabe ya de lo complejo del proceso de produccion en la animación 3D. Modelado, texturas y materiales, setup, riggin, cámaras, animación, render, composición, postproduccion…
 La parte más complicada fueron los 6 meses y medio de render con una  sola máquina trabajando día y noche sin parar. El resultado tiene montones de carencias a nivel técnico si lo comparamos con las producciones que hoy día se presentan en todo tipo de festivales. Pero la ventaja es que Dualid no compite ni competirá con ninguna de esas producciones.

dualid

WM.: ¿Qué crees que es lo más importante a tener en cuenta para realizar un corto o película de animación?

G.: Lamentablemente el ansia de éxito, de popularidad o beneficios a corto, medio o largo plazo está eclipsando cualquier otra intención creativa en general. Todo parecen ser decisiones de mercado. O malabarismos para construirse un futuro en la industria audiovisual.
 Mucha gente produce cortos para conseguir trabajo o visibilidad, para tener la mejor reel o quizá después acceder a dirigir un largo…
 Pero yo ya sólo reivindico una cosa: Que se haga con corazón.

WM.: ¿Qué echas de menos del panorama actual de películas de animación?

G.: Pues precisamente eso. Que la mayoría de producciones parecen estar hechas sin alma. Prácticamente todas las decisiones creativas se toman en reuniones de Marketing donde los productores sólo piensan en rentabilizar su inversión con el menor riesgo posible.
 Esto está generando toda una estandarización de las propuestas hasta el punto de que pareciéramos ver una y otra vez la misma película. 
Aunque también creo que todo son ciclos. Y, seguramente, antes o después será necesario que las propuestas y las decisiones creativas vuelvan a tomarlas personas con talento natural para ello.

WM.: ¿Hacia dónde crees que irá la industria del entretenimiento en un futuro cercano?

G.: No tengo la menor idea. 
Aunque está claro que ahora viene otra burbuja tecnológica con la “nueva ola” de la Realidad Virtual. Quizá comiencen a remasterizar todos los clásicos del cine para las Oculus y los mayores éxitos de los videojuegos de todos los tiempos para HTC Vive. O peor… refritos distorsionados de la obra de grandes como Dalí o Van Gogh, para justificar la inversión sin riesgo frente a la incapacidad de detectar y apoyar a los talentos de las nuevas generaciones.

 En vuestra pregunta está la clave: Yo no creo más en el “entretenimiento”.

 En este extenso desierto cultural no hay más tiempo que perder.

Creo sin duda que si hay un futuro para la cultura pasará por dejar que los nuevos talentos nos cuenten el mundo sin pensar en su ego como motor principal y recuperando la sensibilidad que nos permitía transformarnos en la experiencia frente a una obra determinada.
 Mucho me temo que durante un tiempo este tipo de obras estarán totalmente marginadas del sistema, pero quizá en un nuevo renacimiento (no tan lejano) el Ser Humano recupere la creación artística como diálogo con el misterio.

dualid

WM.: Un consejo personal para chicos y chicas que quieran introducirse en este fascinante pero complicado mundo.

G.: Aún siendo profesor veo en esto una gran dificiltad por dos motivos; 
primero, porque me doy cuenta de que las pocas cosas que he conseguido en mi vida han llegado gracias a cuestionar los consejos que recibía o llevando la contraria a las generaciones anteriores.
 Y también porque creo que los que más consejos necesitamos somos los que ya no somos tan jóvenes. Los que llevamos mucho tiempo enquistados trabajando en un sector para otros obsesionados con el beneficio y el éxito. Mi consejo es claro: ¡por favor, escuchad a los jóvenes! Ellos son los verdaderos maestros. Tenemos tanto que aprender de las nuevas generaciones, pues ellos traen alegría, energía, sueños y sobre todo algo que parecemos haber enterrado bajo infinitas capas de mediocridad y desesperanza. 
Ellos traen amor por lo que hacen.

WM.: ¡Muchas gracias por estas reflexiones tan interesantes, Gabriel. Esperamos ver Dualid muy pronto!

G.: Muchísimas gracias a vosotros, Walskium. Ha sido un placer.

 Conectando servoGraphs… ¡Ahora!


 banner_listas_300x300


walskium banner escritores web

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.