“Expediente Paella”

ovni, paella

Al igual que otros muchos jóvenes emprendedores de rancio abolengo, siempre fuimos unos sinceros entusiastas de Expediente X, esa serie de los años 90 de “enjundia y recao”, que tanto gustó entre el gran público y que trataba sucesos paranormales de una forma más que digna y entretenida.

En Expediente X lo mismo se hablaba de verdes marcianos con trompetilla por nariz, de combustiones espontáneas o de pirámides tan enigmáticas como las de Alija de los Melones (León), que se glosaban a modo de sainete las apasionantes desventuras de Jack “El Destripaterrones” en la suculenta pero oscura etapa en que tuvo la suerte o la desgracia de hacer la mili en el Condado de Crawford (Míchigan). Por eso jamás perdonamos a los ejecutivos de la cadena que decidieran dar por finiquitadas las andanzas de la serie, cuando todavía no se había tratado el tema paranormal por antonomasia, el que sin duda ha hecho correr mas ríos de tinta a este lado del Guadalete: La Paella, su preparación y los ingredientes que la componen.

Todos vosotros, nuestros queridísimos amigos de Walskium Magazine, sois seres celestiales, entes luminosos, gente de bien que sabe que la violencia nunca es el camino, y sin embargo, sois perfectamente conscientes de que, cuando se trata la paella, parece que la única solución pasa por acabar a hostia limpia, todo se termina desmandando.

rodolfo langostino

Rodolfo Langostino, toda una eminencia en la preparación de la paella.

Con respecto a este manjar “tipical spanish” todo es polémica, empezando por los utensilios con que se realiza. Tanto es así, que estamos seguros de que si habéis salido alguna vez de vuestra comunidad de tour gastronómico y habéis recalado en Valencia, como se os haya ocurrido decir que vuestro plato favorito es la paella, no habrá faltado algún bocarán que os haya corregido diciendo: “¡Paella no es la comida! ¡Es el recipiente en el que se prepara!“. Es matemático. Les da igual lo que diga la Real Academia de la Lengua al respecto, llevan razón y la mantendrán como sea, porque para eso llevan navaja y tienen flow.

pimenton, los novios

Marca recomendada por Walskium Magazine.

Pero la cosa no queda ahí, recordaréis que hace un par de veranos, una conocida marca de cervezas realizó un anuncio protagonizado por el grupo Love of Lesbian. Sobre ese anuncio nadie expresó extrañeza por la cantidad de tías buenas semidesnudas que estaban presentes en el banquete, ni porque en pleno verano y bajo un sol de justicia, las cervezas tuvieran un aspecto congelado que ni sacadas de un iceberg de la Antártida; no, lo único que la gente sacó en claro es que a la paella que estaban haciendo los chavales del grupo no se le echaba este ingrediente en el sofrito o este otro en la cocción.

love of lesbian, paella

Santi Balmes de Love of Lesbian se caga en tu boca si le dices cómo tiene que hacer la paella valenciana.

Los muchachos de Santi Balmes fueron la diana de las insidias durante muchos días en Twitter, y nos consta que incluso el manager tuvo que echar mano de escolta personal privada para que no le partieran su puto culo blanco por considerarlo responsable de aquella mala praxis culinaria.

…si al estar desnudo guisando, metes un cojón dentro de la paellera y se te escalda… ¡también te miran con resquemor!…

Con la paella todo son pegas: si sofríes el arroz en crudo junto con las verduras, eres Hitler… si echas el arroz al caldo cuando ya ha alcanzado el punto óptimo de ebullición, eres un mierda seca… y si estás cocinando en tu casa para prepararle a tu novia una romántica cena de celebración de 6 meses de relación y al estar desnudo guisando, metes un cojón dentro de la paellera y se te escalda… ¡también te miran con resquemor! Cojones… ¡si es que no hay quien acierte!

En mi santa casa, que es cuna de hombres virtuosos, de mujeres extraordinarias y de una tortuga que partió con viento fresco de regreso a sus Islas Galápagos del alma y que, aunque solo llegó hasta la altura del felpudo de entrada, nunca volvió a ser la misma, tenemos una costumbre ancestral heredada de generación en generación con respecto a la elaboración de la paella, el ingrediente estrella del plato es la carne picada (de pollo); pues no os lo vais a creer, pero en una ocasión le confesé el susodicho ingrediente a una famosísima Top Model de curvas vertiginosas de la que no diré el nombre para mantenerla en el anonimato… ¡y casi se cae de la cama! Fijaos hasta que punto llega la cerrazón gastronómica y el purismo con respecto al hecho de que la paella, si no es marisco o de conejo, rompe todos los cánones culinarios ibéricos y no es digna de gozar de presunción de españolidad.

paella, loca

No tenemos nada más que añadir, Señoría.

Resumiendo, que si no queréis entran en conflictos guerracivilistas o en enfrentamientos fratricidas que hagan llorar al Niño-Dios, es mejor que no mostréis vuestras cartas en lo que a paellas se refiere, porque aquí en España te pueden perdonar que capes a un cura o que evadas a Suiza millones de euros, pero como hagas una paella como no es debido… ¡te pican!

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.