La Penúltima Copa

Eero Jarnefelt. Lefranc el comerciante de vinos. 1888

Homenajeamos al vino con una recopilación de los más grandes elogios y pasajes literarios inspirados por este néctar de los dioses.

Septiembre, época de viñas y vendimia. Un ritual, una fiesta que atraviesa todo el país de norte a sur. Los pueblos aprovechan la estación para celebrar la abundancia y rendirle culto a la más venerada de las bebidas: El Vino.

Me gustaría ser todo de vino y beberme yo mismo. – Federico García Lorca

Son, han sido y serán siempre muchos los devotos del vino. También los grandes artistas, escritores y pensadores sucumbieron ante esta pasión. Cervantes, Baudelaire, Goethe, Byron, Borges, Khayam… le dedicaron sus mejores palabras en forma de odas y poemas. Hoy  queremos homenajear al vino con una recopilación de los más grandes elogios y pasajes inspirados por este néctar. Un deleite para leer y disfrutar, a poder ser, con una buena copa de vino a mano. Pasen y beban…

Grabado persa. Siglo X

Reproducción de un grabado persa.

OMAR KHAYYAM. S. X
(Extractos del “Rubaiyat”)

La uva, sí, que puede con lógica absoluta
las setenta y dos sectas rivales confundir
Con su Alquimia, que al plomo de nuestra vida bruta
en un tris de maniobra en oro lo transmuta.[…]

[…]El ayer ya dispuso del hoy la suerte triste,
y el silencio y el triunfo y el dolor del mañana:
¡Bebe! pues que no sabes cuándo y porqué viniste
e ignoras porqué y dónde predestinado fuiste.[…]

[…]Brotó la vid, y mi alma de su esencia fué ungida
y aunque ría el Derviche, de mi metal plebeyo
puedo forjar la llave para darle subida,
cuando aúlle a la puerta su alma despavorida.[…]

MIGUEL DE CERVANTES. 1547 – 1616
(Sobre Manzanilla)

Cuando Semele murió,
quedó Baco muy pequeño,
y sin madre ni otro dueño,
en este lugar durmió,
claro Rey, el primer sueño.
Las ninfas lo recibieron
en este prado florido,
y así jamás ofendido
mis ojos, señor, lo vieron.

GOETHE. 1749 – 1832
(Extracto de “Fausto”)

[…]la fértil colina cultivada hasta sus confines de vides en las que la gran pasión del viñador nos hace ver el fruto del mayor de los afanes. Ya sea con azadón o con laya, va podando e invoca entre todos los dioses al supremo Sol. Baco, refinado, desatiende a sus servidores, retoza en cuevas flanqueado de los faunos más jóvenes, lo que necesita para su parcial embriaguez lo encuentra en odres, jarras y todo tipo de vasos, apilado a la derecha e izquierda de la gruta. Como los dioses en general, y ante todo Helios, airean, dan jugo y calientan el grano de vid, allá donde labora el viñador la vida surge y bulle en los pámpanos, los emparrados y estacas.

Jean Marc Nattier. Los amantes, 1744

Jean Marc Nattier. Los amantes, 1744

LORD BYRON. 1788 – 1824
(Extracto de “Don Juan”)

“Let us have wine, women, myrth and
laughter, sermons and soda-water the day
after.”
Tengamos vino, mujeres, risa y alegría,
pues ya vendrá el sifón y el sermón mañana.

JOHN KEATS. 1795 – 1821
(Extracto de “Oda a un ruiseñor”)

“O for a draught of vintage, that hath been
Cool´d a long age in the deep-delved earth,
Tasting of Flora and the country green,
Dance, and Provençal song, and sunburnt mirth!”
¡Oh, beber un sorbo de vino, refrescado largo tiempo
en lo hondo de la tierra,
con el sabor de Flora y de los verdes campos,
de la danza, la canción provenzal y el soleado júbilo!

Peter Paul Rubens. Satiros, 1612

Peter Paul Rubens. Satiros, 1612

CHARLES BODELAIRE. 1821 – 1867
(Extracto de “El alma del vino”)

Cantaba un día el alma del vino en las botellas.
“¡Hombre, hacia ti yo envío, oh tú, desheredado,
en mi cárcel de vidrio y con mis lacres rojos,
una canción de luz y de fraternidad.[…]
[…]yo encenderé los ojos de tu esposa extasiada;
su fuerza y sus colores devolveré a tu hijo
y le seré a este endeble atleta de la vida
el óleo que a los músculos del luchador da fuerzas.

ARTHUR RIMBAUD. 1854 – 1891
(Extracto de “Una temporada en el infierno”)

Antaño, si mal no recuerdo, mi vida era
un festín en el que se abrían todos los corazones,
donde todos los vinos corrían.
Una noche, senté a la Belleza en mis rodillas.
–Y la encontré amarga. –Y la injurié.

RAINER MARIA RILKE. 1875 – 1926
(Fragmentos)

Manda a los frutos últimos henchirse,
dales dos días más de sur caliente,
a plenitud empújales, y mete
el último dulzor en vino recio.

Henri de Toulouse-Lautrec. En el Café La Mie, 1891.

Henri de Toulouse-Lautrec. En el Café La Mie, 1891.

FERNANDO PESSOA. 1888 – 1935
(Extracto de “Odas”)

El fin del largo e inútil día se vuelve oscuro
la misma esperanza que rechazó se hace escombros,
en el infinito… La vida es un mendigo borracho
que acerca la mano hacia su propia sombra.

FEDERICO GARCÍA LORCA. 1898 – 1936
(Frase atribuída)

Me gustaría ser todo de vino y beberme yo mismo.

JORGE LUÍS BORGES. 1899 – 1986
(Soneto del vino)

¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa
conjunción de los astros, en qué secreto día
que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa
y singular idea de inventar la alegría?

Con otoños de oro la inventaron. El vino
fluye rojo a lo largo de las generaciones
como el río del tiempo y en el arduo camino
nos prodiga su música, su fuego y sus leones.

En la noche del júbilo o en la jornada adversa
exalta la alegría o mitiga el espanto
y el ditirambo nuevo que este día le canto

otrora lo cantaron el árabe y el persa.
Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia
como si ésta ya fuera ceniza en la memoria.


Parte de esta selección salió compilada también en el especial “El Vino. Historia, Arte, Literatura” de Ediciones Litoral.

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.