Radiohead: This is a Low-Flying Panic Attack

Ayer Radiohead lanzó el tema Burn the Witch como avance de su próximo álbum y lo distribuyó a través de las redes sociales acompañado de un video. Como siempre, el sentido que rodea el arte de la banda, la canción y el video, es hermético.

Walpurgisnacht, o la noche de brujas en alemán, es una celebración que se realiza en la vispera del inicio de mayo, que nace del folclore germánico y que se relaciona no solo con el video, dirigido por Chris Hopewell y con una clara referencia a El hombre de mimbre  (The Wicker Man, 1973), sino también con la letra de la canción que Radiohead acaba de lanzar y un extraño mensaje recibido por algunos fans vía correo postal.

RADIOHEAD

Canta la pequeña canción que va/quema a la bruja/ sabemos dónde vives.

El inquietante mensaje estuvo acompañado por algunos extractos del video en Instagram, pero sin dar a conocer nada que acompañara las imágenes. Y el domingo en la madrugada limpiaron su presencia virtual. Por otro lado, la banda creó dos empresas hace algunos meses llamadas Dawn Chorus LLP and Dawnchoruss LTD, y que siguiendo la lógica de los lanzamientos de In Rainbows (2007) y King of the limbs (2011), deberían ser las empresas a través de las cuales se distribuya el nuevo disco, que según el colaborador visual de la banda, Stanley Donwood, es “una obra de arte”.

Burn the Wich es una canción que data del 2003, según el sitio Citizen Insane, y está rodeada de todo el ambiente oscuro de las composiciones de la época recogidas en Hail to the thief (2003), pero con la diferencia de que todas las máquinas que rodeaban aquellas composiciones han sido reemplazadas por secciones de cuerda que le quitan el tono intimista y nostálgico -con algo que en algunos temas de los primeros años de este siglo pudo rozar el expresionismo abstracto musical, por llamarlo de alguna manera-, y aumentan el sentido épico y trágico, cercano a un thriller soundtrack con la ambientación ominosa de There There.

El significado con el que la banda está jugando no está del todo claro (…), y es posible que nunca lo esté…

El sencillo sigue tangencialmente la lógica de la canción antes dicha en un sentido deconstructivo y amenazante a medida que evoluciona, pero sin los toques dulces, más bien filosos y punzantes. Esto se percibe desde el comienzo con el pizzicato de los violines y que se refuerza al final con la intervención de las cuerdas en un patrón de dos acordes que nos recuerda la banda sonora de Psicosis  o Tiburón.

El significado con el que la banda está jugando no está del todo claro, y dado el sentido hermético de todo su trabajo artístico -no solo musical-, es posible que nunca lo esté. No obstante, si tomamos en cuenta pistas como las del mensaje recibido por los fans, la noche de brujas, el tema del video y la parte de la letra de la canción que dice: “Stay in the shadows / Cheer the gallows” -permanece en las sombras/ saluda la horca-, “Abandon all reason/ Avoid all eye contact/ Do not react/ Shoot the messenger/ This is a low-flying panic attack” -abandona la razón /evita contacto ocular/ no reacciones/ dispara al mensajero/ este es un ataque de pánico a baja altura-, podemos llegar a una conclusión, quizás… abandon all reason.

Fuentes: The Guardian, CoS y Stereogum

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.