John Hughes Para Principiantes

Este mes de Febrero se cumplen 30 años de The Breakfast Club, El Club de los Cinco en esta España nuestra, con guión y dirección de John Hughes, que falleció el 6 de Agosto de 2009.

Pese a prodigarse relativamente poco en la silla del director – tan sólo ocho films dirigidos frente a 35 guionizados- la influencia de Hughes se nota todavía en muchos cineastas actuales como Kevin Smith, Wes Anderson, Judd Apatow o Adam Wingard. Bienvenidos a “John Hughes para principiantes”.


DIECISÉIS VELAS (Sixteen Candles, 1984)

El primer film como director de Hughes y su primera colaboración con Molly Ringwald, que gracias a él se convirtió en icono de los 80. La pobre no aprovechó el tirón y es sabido que rechazó los papeles protagonistas de Cuando Harry encontró a Sally, Ghost y Pretty Woman. En Dieciséis velas asistimos a la tristeza de Samantha (Molly Ringwald), cuyos padres se han olvidado de su cumpleaños debido a la boda de su hermana mayor. Divertida y con un Hughes fundacional, que se iría refinando en posteriores films.

LA MUJER EXPLOSIVA (Weird Science, 1985)

Divertida gamberrada ochentera en la que Hughes juega a mezclar ciencia ficción con su cine adolescente. Aunque se apoya más en el cine teen que en la sci/fi es un placer culpable en toda regla. Protagonizada por una explosiva, valga la redundancia, Kelly LeBrock que venía de triunfar con La mujer de Rojo. Gozo de adaptación televisiva en los 90 que alcanzó las 5 temporadas. Hay un remake en marcha desde hace algún tiempo por los pasillos de Hollywood.

EL CLUB DE LOS CINCO (The Breakfast club, 1985)

Para muchos su obra más significativa. Cinco adolescentes arquetípicos (el deportista, el rebelde, la chica guapa y pija, la chica inadaptada, el empollón…) tienen que pasar juntos un sábado castigados en el instituto y acaban aparcando sus diferencias haciéndose amigos, aunque sólo sea por un día. Hughes no necesita más para darnos una de las mejores películas de adolescentes de la historia. Film de culto de los 80 y gran banda sonora con el mítico Don’t you, de Simple Minds, que acaba metiéndose en tu cabeza cada vez que la revisas…

TODO EN UN DÍA (Ferris Bueller’s Day Off, 1986)

Todo puede pasar cuando Ferris Bueller se toma el día libre en el instituto fingiendo estar enfermo. Visitar museos, comer en restaurantes caros o cantar en un desfile en pleno Chicago no son problema ninguno para Ferris y sus amigos, pero el director Ed Rooney le pisa los talones… Una de las mejores comedias de los 80 y de la que es mejor no saber mucho para disfrutarla como se merece. Ferris es todo un filósofo de la vida, como se deduce de la siguiente secuencia.

MEJOR SOLO QUE MAL ACOMPAÑADO (Planes, trains & automobiles, 1987)

Neal Page (Steve Martin) se ve obligado a compartir un accidentado viaje con Del Griffith (John Candy) desde Nueva York a Chicago. Con este film, Hughes dejó atrás su etapa de cine adolescente y se instaló definitivamente en la comedia de los grandes estudios hollywoodienses. Llena de golpes, malentendidos y situaciones absurdas. Hay momentos que parecen sacados de lo mejor de los cartoons de la Warner Bros. Para muestra, esta gran secuencia.

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.