10 clásicos de aventuras

princesa prometida

Las películas de aventuras cumplen una de las principales funciones del cine, entretener. Historias cautivadoras que nos envuelven y hacen que el tiempo vuele. Estos 10 clásicos atemporales han marcado mi vida.

De entre todos los géneros que engloban el séptimo arte tengo una marcada preferencia por las películas de aventuras y no puedo disimularlo por mucho que me esfuerce. Vivir en primera persona las peripecias del protagonista en una sala de cine o en el salón de tu propia casa no tiene precio. En lo referente a las características comunes que comparten todas ellas, he decidido no complicarlo en demasía y hacer una lista de películas que servirán como perfectos ejemplos.


EL TESORO DE SIERRA MADRE
(John Huston, 1948)

treasure sierra madre

El tema principal de la película es la codicia que convierte a cualquier hombre en una bestia sin escrúpulos. Al mismo tiempo demuestra que todas las acciones tienen un precio que al final pagas con el paso del tiempo. Poco más puedo añadir para no destripar una de las mejores películas de John Huston, con su inseparable Humphrey Bogart en uno de los papeles principales y el lujo que suponía Walter, su padre, como uno de los secundarios. De este mismo director recomiendo La reina de África  (1951) o El hombre que pudo reinar  (1975), por nombrar dos de entre su extensa filmografía.

20.000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO (20,000 LEAGUES UNDER THE SEA)
(Richard Fleischer, 1954)

leagues under the sea

Nada nuevo puedo contar de esta adaptación de la novela homónima de Julio Verne, porque es una de las más conocidas y ha tenido múltiples adaptaciones. Destaco el carisma de James Mason como Nemo, sus sorprendentes efectos especiales -sobre todo la escena del ataque del calamar gigante o los paseos por el fondo del océano-, el diseño de producción -el Nautilus es impresionante-, y el clímax final. El libro es incluso mejor, así que os animo a leerlo.

LOS VIKINGOS
(Richard Fleischer, 1958)

the vikings

También de Fleischer, estamos ante una de las mejores películas de aventuras que se han rodado jamás y brilla con luz propia cuando la intentan comparar con otras más actuales -los seguidores de Piratas del Caribe  deberían verla, si es que no la conocen-. En pocas ocasiones un reparto ha sido mejor elegido –Douglas, Curtis y Borgnine como protagonistas- para una historia sencilla y entretenida como pocas. De la misma manera, el excelente tema principal de la banda sonora nos acompaña desde los créditos. Además, los parajes naturales donde se ambienta, el poblado vikingo y el castillo, destacan sobremanera en la producción y demuestran que rodar en un plató cerrado y con un exceso de efectos especiales, como suele ocurrir en la actualidad, no siempre es la mejor solución.

ESPARTACO (SPARTACUS)
(Stanley Kubrick, 1960)

spartacus

Nuevamente comparten papeles protagonistas Kirk Douglas -Espartaco- y Tony Curtis -Antonino- en un péplum que brilla a todos los niveles. Tiene un reparto de campanillas, una banda sonora preciosa, las escenas de los dos bandos enfrentados -desde un simple campamento de los rebeldes a la cámara del senado romano- están rodadas con muy buen pulso, por mucho que fuera un encargo para Stanley Kubrick, y tiene un desenlace sencillamente memorable. Quien no la haya visto aún, se está perdiendo una obra cumbre del cine y de este director. “¡Yo soy Espartaco!

HATARI!
(Howard Hawks, 1962)

hatari

No fue ni la primera ni la última colaboración entre Howard Hawks y John Wayne, la estrella de la función, pero en este caso no es un western. La película presenta una mezcla interesante de comedia con escenas espectaculares -las de los rinocerontes se llevan la palma-; sin embargo, lo más memorable, a pesar del paso del tiempo, es el tema “Baby Elephant Walk” que forma parte de la banda sonora compuesta por Henry Mancini. ¿Quién no recuerda el baile de Homer Simpson como la mascota de Los isótopos de Springfield con este tema?

FURIA DE TITANES (CLASH OF THE TITANS)
(Desmond Davis, 1981)

clash of the titans

A pesar del tiempo, sigue llena de encanto y con un sabor añejo que se mantiene después de treinta y cinco años. Puede que el único problema de la película sea su protagonista Harry Hamlin -Perseo-, quien estaba muy verde por aquel entonces y no tenía suficiente carisma para el papel principal. Del resto, me gusta todo, desde su espectacular plantel de secundarios, pasando por los escenarios naturales o el diseño de producción, hasta su ritmo a la hora de narrar. Como curiosidad al margen, puedo decir que antes de los efectos digitales predominó el “stop-motion”, es decir, grabar figuras y objetos a diferente escala y velocidad -fotograma a fotograma- para luego editarlos mediante montaje. Este  efecto visual puede parecer anticuado y chocante para muchos, pero para mí sigue teniendo su encanto. Uno de los mayores especialistas en el uso de esta técnica fue Ray Harryhausen, cuyo trabajo en esta cinta fue su canto del cisne después de una larga y exitosa carrera en el séptimo arte.

LA PRINCESA PROMETIDA (THE PRINCESS BRIDE)
(Rob Reiner, 1987)

princess bride

Un reparto elegido con muy buen ojo, una historia que engancha desde el principio, la banda sonora de Mark Knopfler, excelentes escenas de acción -es difícil ver duelos de espada como los que aparecen aquí-, en resumen, una buena labor de todo el equipo. Por mucho que me esfuerzo soy incapaz de sacar pegas a este film. ¡Qué le voy a hacer! Cuesta entender que al momento de su estreno no fuera éxito de taquilla,  más bien al contrario, pasó desapercibida, e impacta que la fama de esta cinta se deba a los alquileres de videoclub y al importante número de seguidores que  consiguió debido a esto.

INDIANA JONES Y LA ÚLTIMA CRUZADA
(Steven Spielberg, 1989)

indiana jones last crusade

Reconozco que puede resultar chocante que mi favorita de la saga de Indiana Jones sea la tercera entrega -la cuarta la considero apócrifa y la borré de mis recuerdos- por el gran nivel de las dos entregas anteriores –Spielberg, Lucas y cía fueron los culpables-. ¿Qué tiene entonces para que me cautive de esa manera? Harrison Ford -Indiana Jones- y Sean Connery -Henry Jones Sr.- forman un dúo genial como contrapunto cómico y dramático. La banda sonora, por su parte, es una de las obras maestras de John Williams, que incluso está por encima de Superman (1978) o a la saga Star Wars, dos de sus creaciones más icónicas. Un punto negro es la elección de Alison Doody para el papel de Elsa, quién funciona meramente como objeto amoroso del protagonista; además de la ausencia de una némesis clara hasta el final, como en las dos anteriores cintas, aunque no afecta al desarrollo de la historia. Por cierto, en el diseño del personaje de Indiana hay bastante influencia en la indumentaria y el aspecto físico del personaje de Charlton Heston en El secreto de los incas  (Jerry Hopper, 1954).

TRILOGÍA MEN IN BLACK
(Barry Sonnenfeld, 1997, 2003, 2012)

men in black

La primera película de esta trilogía se estrenó el verano de 1997 con éxito de público, lo que provocó una obvia continuación en 2002 y una inesperada segunda secuela en 2012. Todas comparten la labor tras las cámaras de Barry Sonnenfeld, el impecable dúo protagonista formado por Will Smith y Tommy Lee Jones -con una sorprendente química-, la excelsa labor de Rick Baker en el diseño de las criaturas y la banda sonora de Danny Elfman. Además, aciertan la primera y la tercera en sus cuidadas historias, sobre todo en esta  última con la relación entre los personajes, llevada un poco más lejos.

SERENITY
(Joss Wheldon, 2005)

serenity

El origen de la popularidad de Joss Whedon se encuentra en las series de televisión Buffy, Cazavapiros  (1997-2003) y, en menor medida Angel  (1999-2004), pero hoy no hablaremos de ellas, sino de uno de sus mayores fracasos hasta la fecha y su salvación. Firefly  (2002-2003) fue una serie de ciencia ficción y aventuras sobre los tripulantes de la nave espacial conocida como Serenity. Se estrenó en el año 2002 en el canal de televisión Fox y emitieron solamente once de sus catorce episodios debido a su cancelación. A pesar de ésto se creó un grupo de seguidores muy fiel que consiguió que se rodara una película a modo de continuación y cierre de la serie. Así, en 2005 se estrenó Serenity, que dejaba un final abierto para la trama. Los efectos especiales son decentes a la par que mejorables, tiene una gran banda sonora -destaco el tema principal- y, sobre todo, una historia muy sólida e interesante.

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *