El Organismo Más Grande del Mundo

A la pregunta de cuál es el ser vivo más grande del planeta la mayoría responderá diciendo varias especies animales como la ballena azul, el elefante o incluso harán referencia a los grandes dinosaurios que poblaron la Tierra…Otros dirán que es un árbol como las grandes secuoyas de California.

Siento decirte estimado lector que ningún animal ni vegetal es el organismo más grande de la Tierra, sino un hongo. ¿Un hongo? Pero si los hongos son plantas, ¿no? No, los hongos son un reino independiente de las plantas y los animales.

Cuando decimos hongos nos viene a la cabeza la imagen de una seta. Así es, las setas son hongos, aunque no todos los hongos tienen forma de típica seta.

Las secuoyas  pueden alcanzar los 100 metros de altura y vivir unos 2000 años.

Las secuoyas pueden alcanzar los 100 metros de altura y vivir unos 2000 años.

Volviendo al tema que nos ocupa, y dado que el otoño es la época de setas por excelencia, el mayor organismo viviente del mundo es el hongo Armillaria ostoyae también conocida como la “seta de miel”.

Este organismo se encuentra en las Blue Montains (Oregón, EEUU) y se descubrió cuando se investigó la muerte de grandes masas de árboles perennes. En la investigación descubrieron que este hongo era el causante de las muertes de los árboles al alimentarse del agua y alimento de los mismos. El hongo extiende sus micelios (conjunto de filamentos que constituyen el cuerpo vegetativo del hongo) bajo tierra y va colonizando el terreno y alimentándose de los árboles que encuentra.

Se recogieron muestras del hongo en múltiples puntos a lo largo de un área muy amplia y analizaron el ADN. Los análisis revelaron que todas las muestras pertenecían al mismo organismo: Armillaria ostoyae.

Se estima que el hongo ocupa una extensión de 8,9 km² de área, con una edad de 2400 años y un peso de unas 605 toneladas.

La seta de la Armillaria ostoyae es la parte visible y reproductiva del gran hongo que se extiende bajo tierra

Si visitamos el lugar no veremos ninguna seta monstruosa, pues el hongo se extiende bajo tierra y ocasionalmente en otoño salen a relucir algunas setas de color dorado a la superficie, siendo estas las únicas evidencias visibles de la gran masa que existe bajo el bosque.

Aprovechando que hoy hablo de hongos o dejo una serie de recomendaciones para los aficionados a la micología. La identificación de setas y hongos es una tarea muy complicada que requiere de mucha experiencia. NUNCA recolectéis setas u hongos sin saber si son comestibles. Ante la menor duda dejadlos donde están.

Las Sociedad Micológica de Madrid hace las siguientes recomendaciones:

  • Si no la conoce no la coma.
  • No emplee bolsas de plástico para recolectar las setas. Se le ensuciarán y fermentarán. Lo ideal es la clásica cesta.
  • No recolecte ni consuma setas que estén cerca de centrales nucleares, carreteras, en jardines públicos, próximas a minas, fundiciones, incineradoras, aeropuertos, etc. El contenido de metales pesados (plomo, mercurio y cadmio) aumenta en estas circunstancias.
  • No patee ni destruya las setas que desconozca.
  • No utilice rastrillos para recolectar níscalos. Es una auténtica salvajada ecológica.
  • No recolecte más de lo que sea capaz de consumir.
  • No haga caso a los tradicionales métodos de la cucharita de plata, el ajo, el vinagre, la cocción prolongada, etc. Son absolutamente falsos. La única forma de saber si una seta es comestible o no, es conocerla perfectamente.
  • Compruebe a su llegada a casa uno por uno todos los ejemplares. Deseche los trozos sueltos.
  • No utilice “ni a la portera ni al vecino del tercero” como conejillos de indias. Lo más probable es que después de tirar a la basura su regalo, le digan que estaban exquisitas.
  • ¿Qué hacer si hay síntomas o sospechas de envenenamiento, máxime si éstos aparecen a partir de 6 horas después de la ingestión? Acudir inmediatamente a URGENCIAS de un gran hospital y solicitar la presencia de un micólogo. Llevar ejemplares que guardó en el frigorífico. En su defecto, restos que haya en la basura y en ausencia de ambos, muestras de vómitos en un recipiente. Una vez en el hospital, solicite la presencia de un micólogo.

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.