Predicador: Kurt Cobain y Caraculo

Portada Caraculo Predicador

¿Los héroes no son más que hombres desesperados? Cobain se suicidó hace ya veinte años, hace dieciocho apareció Predicador, novela gráfica de Garth Ennis, y con ella Caraculo, el patético personaje secundario que intentó suicidarse emulando a Cobain.

Un músico a mediados de los 90 toma una escopeta, la introduce en la boca y se dispara. Kurt Cobain se une al club de los 27 y deja a una generación completa pasmada. Su muerte implicó el inicio de la decadencia del llamado movimiento grunge y el duelo de un grupo de jóvenes descreídos y nihilistas que perdieron al único héroe que supuestamente podía entender el dolor y vacío que sentían. Aunque la mayoría pudo reemplazar rápidamente a su ídolo por alguno de los sucedáneos que las disqueras lanzaron por aquella época.

Uno de esos jóvenes dolientes en la novela gráfica es Caraculo (Arseface).

Viñeta Predicador Caraculo

Predicador (1996 – 2000) es, junto a Sandman, una de las series icónicas del sello Vertigo –perteneciente a DC comics para un público más adulto-, dibujada por Steve Dillon y escrita por Garth Ennis (Hellblazer, Hitman), uno de los mejores guionistas de cómic de los últimos veinte años. Esta historia ultraviolenta trata acerca de un predicador de Texas, Jesse Custer, poseído por una entidad llamada Génesis, que busca a Dios, escondido en la Tierra, para castigarlo por dejar “colgada” a toda la creación.

Esta novela gráfica puede entenderse como una “road movie”, como un cómic del oeste, como una conspiración religiosa, una tragicomedia romántica o, simplemente, como una obra fantástica plagada de seres sobrenaturales: ángeles, demonios, un sanguinario Santo de los Asesinos, un vampiro alcohólico y drogadicto (Cassidy) y el fantasma de John Wayne.

Pero también es la historia de personajes profundamente patéticos: Herr Starr, un megalomano mutilado y con una cabeza en forma de glande; Hoover, el ayudante de la ayudante de Herr Starr, que cuenta granos de arena en una playa; y, por supuesto, Caraculo, uno de los personajes más entrañables y grotescos de la historia, quién refleja la caída de los ídolos y la perdida de fe en sí mismo y en el mundo que lo rodea, que también es una de las principales líneas argumentales de la obra.

Caraculo, nacimiento y bautizo…

La primera aparición de Caraculo es en el segundo número de Predicador (mayo, 1996), cuando su padre, el Sheriff Hugo Root, empieza a investigar los extraños sucesos ocurridos en la capilla de Annville, donde casi todo el pueblo fue quemado hasta los huesos en lo que parecía una explosión nuclear.

Viñeta Predicador Caraculo

Antes de ver el rostro de este adolescente por primera vez, nos enteramos brevemente de su historia: un joven maltratado por su padre trata de imitar a su ídolo musical Kurt Cobain suicidándose, pero sólo termina reventándose la cara, que los médicos apenas logran reconstruir.

En un principio, Caraculo nos parece un chico servicial, que desea compartir tiempo con su padre y, en lo posible, demostrar que puede ser el orgullo de su progenitor. Pero algo no anda bien, además de su cara: el padre no le dirige la palabra y su madre los ha abandonado. Hugo, un paleto intolerante y violento, queda con la responsabilidad de cuidar de un chico deforme, sensible, ingenuo y poco enterado.

Las causas de este descalabro –contadas en el especial “La historia de Ya-Sabes-Quien”- nacen de las constantes palizas propinadas por compañeros y por padre, quien piensa que con esto lo educa para ser un hombre viril y exitoso, y la falta de cariño de una madre alcohólica y autocompasiva que logra soportar la vida a base de vodka.

Sin embargo, Caraculo no se convierte en Caraculo, a pesar de haber perdido su rostro y parecer un culo, hasta que Cassidy lo bautiza -“Ese tipo tiene la cara como un culo”- durante el segundo encuentro entre el predicador Custer, el Santo y el Sheriff.

… rockstar y redención.

Jesse posee el poder de La Palabra entregado por Génesis, que consiste en que cualquier orden dada será obedecida. De esta manera obliga al Santo a dejar el lugar, salvando la vida Hugo, pero, al mismo tiempo, manda a este último a joderse a sí mismo y termina con el pene cortado y metido en su colon (sic). En estas condiciones el sheriff le habla al chico por primera vez desde su intento de suicidio, le pide su arma reglamentaria y frente a él se vuela los sesos (sí, leit motiv de la serie). Caraculo culpa a Custer y jura que lo perseguirá hasta cobrar venganza.

Esa persecución termina poco tiempo después con Caraculo apuntando a la cara a Jesse, pero incapaz de presionar el gatillo se desmorona, cuenta su historia al predicador y siguen juntos hasta New Orleáns, lugar donde se transforma en una estrella del rock luego que una banda le invita a tocar algunos temas en vivo. Su ascenso al estrellato a base de polémicas, altas dosis de ingenuidad y sin que la gente entienda nada de lo que intenta expresar, es tan meteórico como su caída.

Viñeta Predicador Caraculo

Sin embargo, y al contrario de muchas estrellas de rock –la relación opuesta con el músico de Seattle parece clara-, su liberación de ese mundo parece natural, como si esperara que de un momento a otro todo fuese a terminar. Después, sigue su propio camino hasta un pueblo llamado Salvación –nombre sugerente-, donde finalmente podrá asentarse de una manera extraña.

…Caraculo y Hoover… no llevan dentro ni una pizca de maldad, son inocentes que eligieron mal

Pero la historia de Predicador no termina ahí, sigue otros derroteros, con más muertos a los que les vuelan la cabeza, con más sexo y hechos sobrenaturales. En medio de esta violencia, y mientras Jesse y su novia Tulip descansan en un motel la noche antes del final de la serie, ella pregunta que por qué se apiada de los perdedores y capullos que le apuntan con un arma, a lo que el reverendo contesta:

Ellos merecen una segunda oportunidad.

Este año AMC compró los derechos de Predicador, y según trascendidos, se espera para finales del próximo año el estreno de la serie en televisión.

Suscríbete a la newsletter

Recibe las últimas novedades de Walskium Magazine en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.